Liebe ist fur alle da - Frühling in Paris


En Frühling in Paris se canta sobre la pérdida de la inocencia de un joven en manos de una mujer francesa más experimentada, posiblemente una prostituta.

Frühling in Paris es también el título con que se publicó en el marcado germanófono una recopilación de la correspondencia privada del novelista estadounidense Henry Miller. En esas cartas, donde Miller relata sus vivencias personales en el París de finales de los años 20 y principios de los 30, se perciben varios paralelismos con la historia que se narra en la canción. Miller se trasladó a la capital francesa acompañado por su segunda esposa June, una ex prostituta de origen romaní; allí, se entabló un triángulo amoroso entre la pareja y la escritora Anaïs Nin que se relata en Henry Miller, su mujer y yo, llevada al cine en 1990 bajo el título de Henry y June.

Frühling in Paris Primavera en París

Im Lichtkleid kam sie auf mich zu
ich weiß es noch wie heut':
Ich war so jung,
hab' mich geniert
doch hab' es nie bereut.

Sie rief mir Worte ins Gesicht,
die Zunge lustgestreut;
verstand nur ihre Sprache nicht;
ich hab' es nicht bereut.

Oh non rien de rien
Oh non je ne regrète rien

Wenn ich ihre Haut verließ -
der Frühling blutet in Paris.

Ich kannte meinen Körper nicht
den Anblick so gescheut
sie hat ihn mir bei Licht gezeigt
ich hab es nicht bereut

Die Lippen oft verkauft so weich
und ewig sie berühr'n
Wenn ich ihren Mund verließ
Dann fing ich an zu frier'n

Sie rief mir Worte ins Gesicht,
die Zunge lustgestreut;
verstand nur ihre Sprache nicht;
ich hab' es nicht bereut.

Oh non rien de rien
Oh non je ne regrète rien

Wenn ich ihre Haut verließ -
der Frühling blutet in Paris.

Ein Flüstern fiel mir in den Schoß
und führte feinen Klang
hat viel geredet nichts gesagt
und fühlte sich gut an

Sie rief mir Worte ins Gesicht
und hat sich tief verbeugt
verstand nur ihre Sprache nicht;
ich hab' es nicht bereut.

Oh non rien de rien
Oh non je ne regrète rien

Wenn ich ihre Haut verließ -
der Frühling blutet in Paris.

Vestida en Luz ella vino a mí
Lo recuerdo como hoy
Yo era tan joven
Me avergoncé a mí mismo
Pero nunca me he arrepentido

Ella me llamó con la expresión de su rostro
La lengua se dispersó en el deseo
Entendí no sólo su idioma
No tengo remordimientos

¡Oh, no, no, no!
¡Oh, no, yo no me arrepiento de nada!1

Cuando dejé su piel
La Primavera se desangró en París

Yo no sabía que mi cuerpo
Había salvado de la vista
Ella ha traído la Luz en mí
No tengo remordimientos

Los labios se ofrecen a menudo tan suaves
Y cada vez que se los tocaba
Cuando salí de su boca
Entonces empecé a temblar

Ella me llamó con la expresión de su rostro
La lengua se dispersó en el deseo
Entendí no sólo su idioma
No tengo remordimientos

¡Oh, no, no, no!
¡Oh, no, yo no me arrepiento de nada!

Cuando dejé su piel
La Primavera se desangró en París

Un susurro cayó en mi regazo
Y el sutil sonido se introdujo
Habló mucho de decir nada
Y se sintió bien

Ella me llamó con la expresión de su rostro
Y le hice una profunda reverencia
Entendí no sólo su idioma
No tengo remordimientos

¡Oh, no, no, no!
¡Oh, no, yo no me arrepiento de nada!

Cuando dejé su piel
La Primavera se desangró en París